Juan Carlos Villalobos: las manos mágicas que dan vida al taller de carpintería de av. Virginia Subercaseaux

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Juan Carlos Villalobos es un trabajador de 55 años, quien administra el “Taller de Puertas y Ventanas JC“ hace más de 20 años en el cruce de Virginia Subercaseaux con Alcalde Hernán Prieto, frente a la virgen. Él era de Puente Alto, pero luego se trasladó a Pirque, ya que siempre se ha relacionado con los pircanos porque la mayoría de sus clientes son del lugar.

Él es carpintero, de hecho, estudió para ser jefe de obras. Construye puertas y ventanas de madera a pedido. Explicó que antes trabajaba en construcción, donde a veces lo enviaban a diferentes ciudades y tenía que salir de la casa. “Una cosa llevó a la otra, porque soy papá soltero y tenía que ir a las reuniones de mis hijos, llevarlos a controles y trabajar en el taller de forma independiente me dio todo esos espacios para poder estar con mis hijos”, indicó.

Juan Carlos es padre de 4 hijos y trabaja con uno de ellos: Evis. Cuenta que su mayor motivación para fundar el taller fue la estabilidad que le brindó independizarse: “quedé aburrido de trabajar para afuera o en trabajos de carpintería o maestro. Es inestable: trabajas un mes y al otro no. Un taller te da más estabilidad para ti y para tu familia porque te llega siempre trabajo, quizás no tanto pero hay. Eso me motivó a independizarme“, indicó Juan Carlos Villalobos.

Servicios

A Juan Carlos le gusta su trabajo. Expresó que es bonito, esforzado y que lo conoció por medio de unos amigos que trabajaban en un taller: le gustó y decidió dedicarse a esto, porque “cuando uno tiene el conocimiento de la madera puede hacer muchas cosas, desde casas, cosas didácticas como juegos, la madera es muy amplia”. Sin embargo, le preocupa que el rubro se está perdiendo, ya que no hay mucha gente que se dedique a ello.

Fabrica todo lo que sea con madera como puertas, ventanas, escaleras, muebles, etc. Todo es a pedido y a medida, el cliente lleva el modelo que solicite. El retiro es en su lugar de trabajo, no hace delivery y al cliente se le da una fecha para que pueda ir a buscar su producto.

Sus proyecciones son seguir trabajando para continuar educando a sus hijos. “No dejaré de trabajar hasta que mis hijos dejen de estudiar, porque creo que es una de mis obligaciones que tengo como papá“. Además, mencionó que le gustaría que le fuera mejor para poder ampliar el taller o tener un lugar propio.

Contacto

Puedes visitar su taller ubicado en el cruce de Virginia Subercaseaux con Alcalde Hernán Prieto (frente a la virgen), o llamarlo al +56 9 8547 7740.

Share.

About Author

Leave A Reply